¿Con qué festejamos los triunfos y tragamos las derrotas?

El fútbol está servido. Te guste o no te guste, está aquí y hasta el 11 de julio piensa quedarse. ¿Cómo hacer para sobrellevar la presencia de este huésped que algunos quieren y otros no?
Con humor, alegría y ligereza, pero siempre, siempre con calidad.

Leía que la selección holandesa celebró su pase a semifinales bebiendo cerveza en los vestuarios. Vale. No podemos pedir más y además seguro tomaron algo muy bueno. ¿Alguien sabe algo de esto?

Y pensando en los partidos que siguieron, mientras Alemania podría haber celebrado con buena cerveza pero también con maravillosos rieslings, Argentina habrá pasado los cuatro en contra matándose a malbec. Francamente todavía no le encontré la onda a esa variedad, ¿hay algun amante de la malbec o del vino argentino que quiera colaborar para que la Argentina pueda pasar el mal trance con buenos tragos?

Respecto de España-Paraguay y de Uruguay-Ghana, creo que podemos convenir en que la celebración de unos y la bronca de otros podría pasar muy bien con unos palo cortado. ¿Cuáles? Se que mi querido amigo Bentley tendría algo que decir en este sentido.

Os animo a que propongáis siguiendo si queréis esta línea divertida de trabajo unos vinos y cervezas, porqué no, que nos ayuden a todos a convivir mejor con el fútbol.

Gran abrazo compañeros de ruta y pasiones y salut!

ps: ¿y qué podemos decir del vino de Sudáfrica?

Únete a la conversación

14 comentarios

  1. Muy buen post Malena, y mas que propongas una celebración con esos vinos olvidados para nosotros, esos vinos enormes que tenemos en la zona de Jerez.
    Yo propongo un Palo cortado Vors de Valdespino (cardenal).

  2. Oído cocina! Ya tenemos un Palo cortado y un amigo que sigue la jugada:) Gracias sibaritastur!
    Apuntado el Vors de Valdespino…

  3. Ahora voy yo con algo.
    No lo he probado pero lo haré en cuanto pueda.
    Me llegó la información del primer tannat hecho a partir de agricultura biodinámica en Uruguay. Se llama Uruka (http://www.urukawines.com/) y lo hace una pareja formada por una química uruguaya y un enólogo sidafricano; de ahí su nombre. Mira aunque la celeste haya eliminado a la selección anfitriona, en este vino se encuentran.
    En cuanto tenga alguna botella entre manos prometo convocar a cata:)
    Salut!

  4. Malena, yo no soy muy futbolero pero hay una cosa que tengo clara, de siempre con los amigos, familia…. el futbol ha sido con cerveza y que mejor que una Estrella de Galicia de barril bien tirada, seguro que hay muchísimos uruguayos y paraguayos con corazón gallego y si me apuras seguro que en Ghana también.

    Un abrazo.

  5. Pues David te diré que durante tantísimos años LA cerveza en Uruguay se llamaba Patricia. Se hacía allá y era más parecida a la Voll Damm, oscurita, más amarga, con más cuerpo que las rubias… nada personal:)
    Hace algun tiempo, yo ya estaba viviendo aquí en Barcelona, la fábrica se vendió a la industria de la cerveza brasileña, si no me equivoco a Brahma, la misma que compró la nacionalísima Quilmes (si me equivoco que alguien me corrija si us plau) y la morena se volvió rubia y sosa… nada personal:)
    Ya no tengo cerveza preferida cuando voy a Uruguay. Pero si voy en veranos y me siento en un bar de toda la vida en cualquier punto de mi querido Montevideo, me pido una pizza con muzzarella, un fainá del borde y un liso, que yo para la cervecita voy de a poco y siempre helada!
    Dios! eso es la gloria y se me saltan las lágrimas, perdonad!
    Creo que esa pizza uruguaya tiene que ser la envidia de las pizzas, no hay otra en el mundo entero y por eso me juego lo que no tengo…
    un abrazo David y mucha frescura:)

  6. No recuerdo como surgía hace unos días, en una conversación a muchas bandas, que una persona del cuerpo técnico de la selección argentina había propuesto a los jugadores albicelestes varias lecturas de autores universales para proporcionar distracción durante su concentración. Alguien comentó irónicamente que el “sustrato” sobre el cual inocular un poco de cultura no era, quizás, el mejor de los posibles. Me viene esta anécdota a la memoria a propósito de las cervezas y los jugadores de esta nueva versión de la naranja mecánica. Quizás no hay que pedirles mucho más. Como diría nuestra amiga Alice Feiring: vino, amor y muy posiblemente buena música y lectura, van de la mano. Y hay que batallar por ellos, todos.

    Por mi parte, y con este calor con el que nos empezamos a torrefactar lentamente (nos esperan un buen par de meses de sudores) optaría por casi todo lo que esté bien bien fresco o directamente helado… ¡menos una sangría tóxica de bar playero!

  7. Hay, es que me está entrando una sed tremenda;)
    Yo no le pediría nada a esta naranja mecánica o quizás que ¿se pasen con las birritas esta noche?:)
    ¿Existe una sangría buena?
    Markitos a refrescarse, respirar rofundo, usar ventilador que lo del aire acondicionado si que es tóxico y ejercicio físico, el mínimo:)))
    Salut!

  8. Que yo recuerde de mis épocas de camarero dicharachero en una remota isla del mediterráneo, la Ley de la Sangría era la de los tres tercios (mira que cosa, como un vino de la Rioja), a saber: un tercio de vino (extremadamente barato y tóxico, por supuesto), un tercio de bebidas gaseosas de limón y naranja (de bidón y también tóxicas) y un tercio de licores/alcoholes de garrafa varios (de cuya extrema toxicidad no me atrevería ni a opinar). Éstos últimos no eran nunca los mismos y variaban en función de muchas cosas como: la luna, las mareas, el personal y el humor del momento del camarero (un poco como la biodinámica ;-)). Luego, o mejor dicho antes, un poco de hielo, dos cortezas de fruta, un chorro de granadina y ya tenemos nuestra bebida favorita. La Ley de los tres tercios no es universal, pero yo diría que está bastante extendida por cualquier población de la costa española. Y posiblemente del interior del país también.

    Por todo lo dicho, mejor abstenerse.

  9. Seguro que los goles de Alemania se nos hacen más fáciles de digerir con un Auslese,… pero que se preparen que a lo mejor el Guaje les escancia un par de botellas de sidra, “que fresquitas, entran solas”…

  10. Que así sea Mariano! Lo del guaje digo y sin ánimo de ofender.
    Cada uno aquí tiene su corazoncito y estamos al decir de Alejandro Sanz con el corazón partio o mejor dicho ensanchado porque nos cabe más de un alegrón.
    Esto me hace acordar a lo que dice Daniel Innerarity, filósofo vasco a quien me gusta leer, sobre la identidad. Dice que la identidad NO es una ecuación de suma cero, sino algo en permanete expansión. Aplicado al fútbol podríamos decir que yo voy por Uruguay pero también ahora por España. Y de pronto Federico Schatz va por España y por Alemania… en fin lo infinito en estos casos es muy sano:)
    Salut y como decían las abuelas, que gane el mejor:)

  11. La verdad es que yo no tengo ninguna tradición ni ningún ritual para festejar victorias en lo que a bebidas se refiere, aunque el Barça me da un montón de oportunidades… Lo que sí recuerdo, hace muchos años cuando el Barça perdía, es no cenar.
    Por otra parte, como suelo ir al campo, allí la bebida es mala y cara (a no ser que vayas al palco y gorronees con la directiva de turno, que no es mi caso).
    Así es que sé poco del tema. Pero se me ocurre que en homenaje a David Villa, que pronto llevará la camiseta blaugrana, a quien ha hecho uno de los comentarios y que firma como sibaritastur, y a mi padre que es d’uviéu… propongo un culín de sidra!!! (o uno detrás de otro…)

  12. Me imagino que les gustaría, la Christoffel blond pero como el patrocinador del Mundial, es “Budweiser”. Quién le pone el cascabel al gato.
    Para los Pelusas les sugiero un Laborum Malbec Bodgs. El Porvenir.
    Como no creo que me de el presupuesto para el Françoise Bedel “Entre Ciel et Terre”
    Beberé, Aecht Schlenkerla Rauchbier acompañado de sándwich de roast beef y rúcula, después un Häagen Dazs strawberries & cream.
    Y si me abruma la sed, pasare a la l’an jub (aljibe) 1907; cervesa de Tarragona.
    Pero con la canicule de estos días, propongo unas Kölsch o unas Alt; para toda la tropa.
    Prosit!

  13. Señor Bentley, nos has dado toda una lección:)
    Ahora hay que buscar algo para el festejo español.
    Gracias por estar siempre por aquí!

  14. Pingback: De copas y botines
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *