¿Por qué Peñín considera demodé la expresión “vino artesano”?

Guía Peñín 2011+Manuel buen catadorCurioso incansable como es, Nacho Bueno descubre en la página 118 del Manual del buen catador, anexo en la Guía Peñin 2011, que las expresiones “vino artesano” y “este vino es natural, no tiene química” están “demodé” es decir pasadas de moda.
La noticia me llegó creo que antes que Nacho la publicara. Todos los amigos incluyendo al autor me enviaron el enlace al post. Al principio sonreí sin darle especial importancia, en una combinación tal vez de pereza y aburrimiento (no por el post de Nacho sino por la observación de Peñín). Pero hoy, que dediqué mis dos primeras horas de vigilia a leer a Terry Theise, uno de los importadores de vino artesano a los EEUU más respetados, me di cuenta que hay cosas que no se pueden dejar pasar.

Me pregunto porqué Peñín afirma esto. ¿Por qué? Acude a mi razón alguna que otra respuesta. Una es el despecho porque alguien le pasó el enlace del mapa de vino artesano y se sintió amenazado. Otra es simple y sencillamente falta de información y dudas razonables sobre el propio criterio.

Tu paladar te pertenece, susurra firme Terry Theise desde Reading between the wines, un contenido infinitamente más valioso que muchas guías de vinos. Y dedica la primera parte a demostrar por la vía sensible cuáles han sido los criterios por los que él formó el suyo. Le gustan los vinos hechos por un vigneron que trabaja con variedades autóctonas que él mismo cultiva y que no agrega en todo el proceso de creación del vino, ningún tipo de agente químico externo, ni en el viñedo ni en la bodega. El vino auténtico para Theise es aquel que está hecho por aquel que siente el orgullo por su profesión y su creación: The pride these people feel is a craftsman’s pride in work well done.

El concepto de artesano ha sido recuperado por la sociología, la antropología y otras ciencias sociales, justamente para demostrar las consecuencias que tanto a nivel individual como colectivo, tienen las estructuras y los procesos de producción estandarizados, que anulan al individuo en su condición humana en particular y lo reducen a un número en la seguridad social.

El sociólogo inglés Richard Sennett, cuyo libro El artesano publicó en español Anagrama, viene trabajando desde hace tiempo este concepto destacando la importancia social y por tanto económica de la mentalidad y las prácticas artesanas. No hay nada mejor para un ser humano que sentir orgullo por lo que hace y su resultado. Así como no hay nada más devastador que el aniquilamiento del amor propio, cuyas consecuencias podemos notar en estos tiempos de avasallamiento del ciudadano frente al corporativismo empresarial encaramado en las estructuras políticas de poder.

Sé que a Peñín no se le pasó ni la mitad de lo que estoy escribiendo cuando soltó la frivolidad de que lo artesano está demodé. Lo que debería pasar a estar demodé cuanto antes es la pedantería iletrada, la prepotencia de la decadencia, la estandarización de la vida cotidiana, la falta de respeto por el ser humano que concurre al mercado a elegir, supuestamente.

La reivindicación del concepto artesano es un grito de guerra político, ciudadano, que va más allá de cómo te guste el vino. Es un llamado a la desaceleración y la sensatez, a la reflexión culta y elevada. Y me sumo al reclamo de Theise, Go on, call me opinionated! I accept it. But also call me a man who stands for something.

Únete a la conversación

23 comentarios

  1. Hola Malena, menudo complemento para mi post, le añado un enlace al tuyo. A mi también me ha dado por pensar que la incorporación de estas expresiones no es casual y que se pretende dejar un mensaje en el lector.

    1. Si Nacho, me dio por pensar que largó el latigazo al sentirse amenazado por una realidad, que tal cual describe Joan en su comentario de aquí abajo, pasa por reivindicar y recuperar una cultura vitivinícola.
      De todos modos deberíamos agradecerle a Peñín el haber puesto el dedo en la yaga y levantar polvareda!
      Salut Nacho!

  2. Yo he catado, que no bebido, muchas veces cerca de él o con él, pero no puedo decir que le conozca. No se me ocurren razones para que califique la expresión de “pasada de moda”. Bien sí, se me ocurre una: para saber qué está pasando, HOY, en Italia, en Alemania, en Austria, en Suiza, en Francia y, a ratos, en España hay que beber mucho vino de fuera, hay que leer mucho, hay que probar más y, sobre todo, hay que tener las orejas y la mente muy abiertas. Si el Sr. Peñín supiera eso, sabría también, que lo natural no es una moda o una tendencia. Es lo que nos impone la tierra. Sus vinos, sus acepciones, su manera de relacionarse con el vino y con la viticultura son, ya, el pasado. El futuro, lo reconozca él o quien le haya escrito ese párrafo (quién sabe, en empresas tan importantes, quién firma y quién escribe…), pasa por otras maneras de entender la viticultura, el trabajo en bodega y, claro, la manera de relacionarse entre productores y consumidores. Obvio es decir que todo lo que está pasando, además, en el 2.0, le deja fuera…A quién le extraña, pues, que considere démodé algo que es rabiosa actualidad y mejor futuro. Él lo está viendo con ojos de hace unos cuantos años…
    Saludos!
    Joan

    1. Si Joan, creo que hablas de actitud y sensibilidad y lo comparto. El otro día entrevistaba a Isabelle Brunet en MONVÌNIC y hablábamos de cultura de vino y de cómo profundizarla en un medio como el español y la palabra clave fue viajar y estar en el mundo y probarlo todo y definitivamente hacerse a un lado de las propuestas estandarizadas y buscar por todos los medios a aquellos que hacen el auténtico vino de pueblo. Tal como le sucedió a Nacho y confieso que a mi también me huele a algo de esto, sin conocer de nada a Peñín, parece la reacción de alguien que siente el imperio amenazado y lejos de ver cómo adaptarse a los tiempos, desde una estructura que se lo permite, actúa de modo reaccionario queriendo tapar el sol con las manos. Lo que me preocupa es si habrá muchos más pensando como él. Aunque si nos remitimos a las evidencias, son cada vez más los consumidores y los creadores que se inclinan por beber y crear vinos artesanos y naturales, que al escribirlo pienso que son conceptos que suman.
      Un abrazo fuerte y seguimos el camino desacelerando!
      Malena

    2. Hola Joan, Dejame pasar de ser productor-elaborador a ser abogado del diablo por unos instantes…
      … Como tal en un “Emporio” el que escribe casi nunca es el que firma, por lo que yo se al Sr. Peñin le gustan los vinos naturales.

      Dicho esto, tambien matizar que como todos los que HAY, no son todos los que SON. ( Vinos Naturales = 0 Aditivos en botella )

      Si matizamos un poco mas, en una bodega artesana, natural, o como se defina cada cual, hay todos los años depositos con defectos / medio buenos / buenos y alguno de muy bueno, claro esta que esta es la exepcion anual que desafortunadamente eso no ocurre siempre .

      Si el periodista acreditado que trabaja en dicho emporio de la comunicacion vinica en España dice lo que dice, quizas necesite un update a modo de cursillo practico en la tierra y no desde un despacho de la redaccion.

      Claro esta tambien que El vino Natural no da dinero, no paga publireportages y no es un bien de especulacion y eso a ninguna corporacion le gusta… de ahi decir a la multitud que eso es DEMODE!

      Por otro lado invitaria al Sr. Peñin a unirse a este foro y que soltase su punto de vista hablando con la mano en el corazon y no en la cartera.

      Si eso pasase de verdad, yo Fliparia tanto que dejaria de ser su obeja negra en costers del segre y pasaria a ser compañero de una mesa Natural.
      Salut!

  3. El que está “demodé” es el propio Peñín, y quizá siendo un poco mal pensado, las bodegas “artesanas” no son tan lucrativas como las industriales. Hace unos meses leía una sospechosa defensa apasionada y casi desaforada de Maria Isabel Mijares a las bodegas industriales. Me temo que todos estos “comunicadores” ponen el cazo, y claro ¿a quien van a defender?, a las pequeñas bodegas artesanales sin presupuesto para nada o a las enormes bodegas industriales con grandes presupuestos para untar a estos “gurulillos”

  4. Al margen del fondo del asunto, sobre el que Joan lo ha dicho todo, y además muy bien, quiero remarcar que afirmar sin rubor que algo está “demodé”, es una majestuosa horterada, y si además se hace ataviando unas gafaPASTA de Armani con colorines, entonces la horterada es cuádruple.

    1. Verdaderamente! El asunto es establecer si estos personajes están de ida, de vuelta o piensan quedarse un rato más y lo digo en todos los ámbitos de la vida!
      Gran abrazo Mariano!

  5. Que Peñín afirme lo que afirma me suena a algo así como si la guía Campsa dijera que Google Earth es demodé. No está entendiendo que no es una cuestión de tamaño, o de si es algo “nuevo” o “viejo”, “bueno” o “malo”, “con sulfitos” o “sin sulfitos” (no sólo Peñín patina ahí…), sino de algo que va mucho más allá, de un concepto holístico alrededor del vino (que integra la tierra, el clima, la vid, el productor/amante, la relación con los elementos y las plantas, la bodega, la cadena de suministro y servicio…). No entender eso sí es estar “demodé”.

  6. Lo que mas me preocupa ees menosprecio a un movimiento de artesanos y/o productores en favor de los vinos “generalistas” que mayor o menor concentración “química”. A mi me gustan todos los vinos, independientemente de si son naturales o no, aunque en forma de hacer, de producir, en la filosofia, me quedaré siempre mas cerca de estos que de los otros.
    La razones de estos comentarios se me escapan, son pura especulación y especulando un poco mas también debemos de tener en cuenta que como eso funciona, hay muchas bodegas y o productores que se apuntan al carro de levaduras indígenas, no sulfitos etc etc y eso en cierto modo también es criticable aunque entendible, todo el mundo tiene derecho a hacer lo que quiera cuando quiera. Y no nos olvidemos que todo el mundo tiene derecho a expresar su opinión cuando quiera y de la manera que quiera.
    Un apunte a Mariano, no me critiques las gafas pasta que yo tengo unas, aunque no de armani ni de colorines :)))))

    1. Hola S! notas que de lo que estamos hablando en realidad es de cultura de convivencia? Ya sé que puedo resultar un poco pesada con esto, ha de ser la socióloga que llevo dentro, pero de esto se trata. Cómo convivimos con la diferencia. Yo creo que en esta materia, en España, hay muchas cuentas pendientes y mucho trabajo por hacer. Y es importante saber que se construye discurso desde todos lo ámbitos, también desde el vino.
      Cada vez me gusta más la cultura francesa del vino. Realmente están cerca del vino, es una institución nacionale que todos conocen y de la que debaten en cada esquina de cada pueblo. La gente habla de las maneras de hacerlo, de lo que le gusta y lo que no, en cada región se bebe el vino de esa región, hay tabernas repartidas por todas partes del territorio y los famosos bistrot, fórmula más parisina.
      ¿Por qué estamos tan lejos aquí de algo parecido? ¿Por qué es tan difícil abrir el juego? ¿Por qué es más difícil montar una tabernita de vino a copas que tener un banco y te perdonen los errores? ¿Hacia dónde apunta nuestra brújula?
      En fin preguntas y preguntas y tal vez alguna respuesta…
      Un abrazo S! y salut!

  7. Ja ja ja! Me has hecho reír con lo del Google earth! Bien apuntado!
    Yo creo que puede patinarle algo o estar él o su proyecto demodé. Puede. Creo que hay un modo de estar e influir en el mundo que está pasando, no de moda, simplemente se está agotando.
    Y siento claramente que estos son tiempos de encrucijadas, de decisiones, de elegir.
    Creo que esa afrimación sale de un modelo de pensamiento que todo él está agotado a pesar de lo cual todavía tiene muchos seguidores.
    Hay que estar muy atentos en todos los frentes!
    Gran abrazo Marc!

  8. con todo respecto i humildad, creo que el que esta demodé es naturalmente el que busca a seguir la moda.
    DUM VIVIMUS, VIVAMUS !

    F.

  9. Llego un poco tarde a este interesante tema, y aunque queda todo dicho, aquí va mi granito de arena: primero, el Sr Peñín, con su Guía tiene un negocio muy lucrativo, y apostando por los vinos naturales no tendría nada que ganar y todo que perder; segundo, es un señor bastante mayor, y dificilmente podría abrirse a cosas nuevas; tercero, creo que su comentario ha sido simplemente un guiño facilón y gracioso (supuestamente!) para sus lectores habituales que no saben descubrir, beber y disfrutar de un vino por si mismos, sino que necesitan a alguien que les diga lo que les tiene que gustar.
    Hay un dicho (no me acuerdo de quién) sobre las cosas nuevas y cambios en la sociedad: “Primero se rien de ti, luego te atacan y finalmente te aceptan” o algo así. Creo que con los vinos naturales, estamos entre la primera y segunda fase!

    1. Fabio dice asi :

      PRIMERO TE IGNORAN.
      LUEGO SE RIEN DE TI.
      DESPUES TE ATACAN.
      FINALMENTE VENCES.

      Lo bonito de generar esta realidad que todos vivimos, (cada uno a su nivel de implicacion) es que dure lo que dure la 3ª que es donde estamos,,,ya solo nos queda una mas !

      Fabio, acuerdate del momento vivido en Barcelona ( Tu primera vez ) Tu desvirgueee aus BCN. Eso es Finalmente Vences. El tipo de consumidor que paso por alli, eso es un Vences. Habra vinos que vencen y otros que son derrotados dentro de cada bodega incluida la mia pero el que se sale ese es el que ondea la bandera.

      Salut Compadre !

  10. Mas que “demodé”, el tema es que en la industria del vino, la estandarización en los procesos y en las variedades (muchas foráneas importadas) ha ido calando de tal modo que realmente es cierto que pareceria que lo artesanal o lo auténtico, está en desuso… Sin embargo, nada más lejos de la realidad, puesto que hoy en dia para diferenciarse en un mercado muy complicado por la excesiva oferta existente, y la caida del consumo, creo que hay que volver a poner en valor aquello que sigue teniendo valor y que para nada está pasado de moda, y no es más que la cultura del vino en éste país, que por suerte muchas han mantenido, alejados de las modas o de algunas opiniones. Son muchos los que se han dado cuenta, sobretodo los pequeños y medianos productores que para tener un hueco en el mercado hay que mantener o en según que casos volver a los vinos auténticos, realizados de forma artesanal, manteniendo o recuperando variedades autóctonas, con un respecto por la tierra y con cultivos biológicos, etc.., etc… Seguramente hay intereses contrapuestos y de ahí la polémica… una cosa es el negocio del vino y otra cosa es la cultura del vino… y es cierto que no siempre van de la mano…

    Un saludo. Miquel Porté.

Deja un comentario

Responder a Malena Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *