pizarra con esquema propio en tiza de colores

… pero parafraseando al gran Groucho Marx si no te sirven por favor propón otros…

Tengo algunas ideas, muchas ganas, algo de experiencia, una pasión, busco una salida laboral, quiero hacer todo lo posible por vivir de lo que me gusta, una agenda potente, amigos con los que emprender, algún ahorro… En fin, creo que la mayor parte de los potenciales emprendedores se hacen estas preguntas y viven estas inquietudes.

Como dice mi amiga María, si tienes una idea lo demás no debería ser impedimento. Hoy voy a contar lo que pueda de un proceso que llevamos haciendo desde hace tiempo con amigos y socios en nuestro taller porque también nos estamos haciendo preguntas, siguiendo inquietudes y pensando la manera de capitalizar experiencia.

Trabajamos sobre dos ejes en los que dibujamos con tiza de colores las diferentes opciones. El caso es concreto y gira entorno a crear un negocio de venta de vino y servicios. Lo primero que pensamos fue en desarrollar un proyecto totalmente online. Y la investigación comenzó:

1) Venta online con tiendas partners asociadas: la inversión es baja pero el control del negocio no está en tus manos. Es más creemos que el negocio no es vender vino. Todavía no sabemos a ciencia cierta de qué va ese negocio. Probablemente gire entorno a venta de publicidad, “reventar” precios, coger lotes muy baratos del vino que compras en el súper, crear una base de datos muy potente que a la postre sea lo que “valorice” el negocio. En este modelo sobran intermediarios. Descartado: el enfoque resulta más bien especulativo y de cara a la velocidad que marca el mercado financiero (nos gusta dormir y reposar). Como ejemplos están la mayor parte de tiendas de vino online que conocemos. Para más info, buscar online por el criterio venta de vino online o tiendas de vino online.
Necesitas: la arquitectura y el diseño de la tienda y detectar tus potenciales partners. Tu movida será la promoción y el agite. Otro se responsabiliza del servicio. Pero cuidado porque tu cliente final asociará la calidad de ese servicio a tu empresa…

2) Tienda exclusiva online con venta propia: un coñazo. No lo digo yo solamente. Es parte de la conversación con emprendedores con gran experiencia en la materia. Aquí sales del modelo especultaivo. Se trata de invertir una cantidad de dinero que nunca es baja en generar stock, por mínimo que sea, y alquilar un almacén (puedes tener espacio en casa y te alivia un poquito el gasto fijo).
Entonces te enfrentas al desafío total: trasladar vino de un punto de la geografía a otro, o dicho de otro modo el factor transporte.
Mover vino es caro y seguirá siéndolo por mucho tiempo. Y está la canasta: tu cliente tiene que poder comprar seis botellas diferentes y no una caja de seis botellas del mismo vino.
En este modelo, sin embargo, puedes trabajar con la cantidad mínima sostenible de intermediarios y queda un poquito más claro que el negocio si sería la venta de vino.
Necesitas: la arquitectura y el diseño de la tienda, crear el stock, tener un almacén. A partir de aquí se trata de calibrar cuánto tienes que vender para que tu contabilidad sea sostenible. Y cómo lo harás…

3) Mix on-offline: Un startup exclusivo online implica un esfuerzo en recursos que si se tienen bien, pero lo más probable es que no. Y la cosa se vuelve una pelota de nieve. Entonces paras la pelota antes que te arrolle, levantas la cabeza a ver en dónde estás parado en la cancha y decides tu próxima jugada.
El ejercicio de la tienda online está hecho. Tienes web, stock y almacén. ¿Y si haces un pequeño esfuerzo y conviertes este almacén en una tienda de venta al público? ¡Genial! Has hecho un proceso siglo XXI. Comienzas en la Red y poco a poco vas buscando apoyos fuera.
¿Cuáles son las ventajas de tener la tienda física?
Aumentas tu exposición al público, cuentas con un espacio desde donde realizar actividades de promoción, le sacas más partido a tu “almacén” y potencias desde allí tu tienda online. Ahora resolviste la canasta con seis botellas diferentes, siempre y cuando tu cliente esté dispuesto a pagar por ello.
Necesitas: un local bien ubicado con alquiler asumible, invertir en un stock que puede ser el mismo que en el caso 2, crear una web que sea tu medio de comunicación y tu herramienta de venta, necesitas montar un tienda online.
Sacando punta al lápiz, si cuentas con recursos propios o tienes capacidad de crédito, esta es una buena opción. A mi me encanta. Y puedes buscar fórmulas sostenibles de empresa, por ejemplo, puedes crear una cooperativa.
Un ejemplo de este modelo es La Cave du Trinquetaille. Y su secreto es Romain. Una vez que traspasas las puertas de su tienda en Arles caes a sus pies porque él se arroja a los tuyos primero…

4) Acciones offline sin estructura física: coges tus contactos en el mundo del vino y les dices que te gustaría promover la cultura del vino por doquier. Comenzar por donde vives es una buena idea, práctica sobre todo. Tienes algunas botellas y organizas acciones temáticas por ejemplo: por regiones, por rarezas, por copa, por la tarde, por la mañana, en un bar, en un restaurante o en la sala de tu casa.
Cuando intentas aterrizar esta idea, inmediatamente te mueves de cuadrante:)
Sola puede quedar colgada del pincel, sin embargo como complemento de otras opciones, es excelente.
Necesitas contactos, identificar sitios con encanto, a lo sumo un blog desde donde hablar y agitar, controlar el funcionamiento y la dinámica de las redes sociales como por ejemplo Facebook.

En todos los casos es imprescindible conocer el producto que vendes y a quién crees que se lo vas a vender. A partir de aquí tomarás tus decisiones.

Estas son cuatro de infinitas posibilidades de negocio. Las dejamos sobre la mesa y además esperamos propuestas y comentarios. Ya sabemos que hay unos cuantos de uds. que están pensando en crear su propio negocio. ¿Han pasado por aquí? Sería notable seguir compartiendo esta información y enriquecedor y sobre todo iría muy en sintonía y sensibilidad de lo que queremos ser, emprendedores artesanos viables, sostenibles, realizados y felices. Porque esto no es sólo necesario es posible.

Salut!

Únete a la conversación

13 comentarios

  1. Hola Malena,

    Quizás no debiera hacerlo porque realmente creo mucho en lo que propones como iniciativa de valor, pero con los tiempos que corren en este mismo momento, no puedo dejar de ser excéptico en lo que el negocio en torno al vino se refiere.

    Creo que aparte de ilusión por el mundillo, es tristemente, mucho más importante tener un proyecto de empresa claro para que el negocio funcione. Y ni aun así está garantizado.

    A veces la casualidad es cruel. Tal vez no hubiera escrito si no hubiera acabado (hará 10 minutos escasos) de sufrir el impacto de la triste imagen de un cartel de Se Alquila en La Cave du Petit.

    Ha cerrado.

    Para mí es un día francamente triste.

    Un abrazo,

    Mariano

    1. Hola Mariano,
      es cierto que en estos tiempos invertimos demasiada energía para no dejarnos llevar por la melancolía.
      Parte de ese esfuerzo pasa por poner orden a las ideas y compartirlas.
      Y justamente creo en lo que dices como indicador de probabilidad: tenemos que tomarnos el trabajo de hacer planes de empresa, de ver la viabilidad de los proyectos. Yo creo que en los años de folie, en que la plata parece que se imprimía en el alambique de la abuela, se tenían menos en cuenta los números. Había la sensación que se pagaría lo que fuese. Bastaba con tener una idea y largarse. Ahora tenemos que ser mucho más precisos.
      Y también tener en cuenta los negocios que se están montando o estrenando en este momento.
      Tu mismo organizaste perfectamente y tuviste capacidad de convocatoria y repercusión en la blogsfera con el ranking de los 10 vinos de menos de 10 euros.
      Permíteme la boutade pero… con qué vino sugieres combatir la melancolía?
      Va un abrazo muy fuerte

    2. Estimada Malena. He leido con detención tu interesante base de modelos para iniciar un business de vinos y sinceramente tengo mis aprehensiones. Naturalmente las interpreto como redondeos de ideas que tienen sus riesgos al pensar en llevarlas a la realidad. El negocio de vino es muy tentador: tu viajas a un pais de orígen y encuentras un vino excelente a USd 10 botella. En tu pais no es conocido pero por su similitud con vinos de tu región o por la novedad, pensarías en vender en USD 30. Que negocio¡ Sin embargo,experiencias de amigos o conocidos, los he visto hundirse porque olvidaron la competencia, la manipulación de los grandes supermercados, la necesidad de bodegas, contratar servicios de aduanas, pagar impuestos, montar oficina, contratar pocas personas y salir a contactar negocios que tienen sus proveedores o dedicarte a vender por unidades. Fatal idea. El poco capital se va de las manos y quedas con un stock que se debe rematar a lo que paguen para salir de deudas. Consideras mis ideas pesimistas e impropias de emprendedores? Te explicaré que no. Soy quizás más emprendedor , entusiasta y creativo que muchos y el tema del vino me apasiona. Te mostraré mis principios de creación de un negocio en el tema.
      1-Quienes compran? Más de un 70% de consumidores no tienen idea de vinos
      2- Quienes saben más: Profesionales o personal que trabaja en restaurantes o en importaciones o tiendas de vinos. Son pocos en comparación con la masa de clientes potenciales.
      3- Contra qué se compite, además de los negociantes en vinos? La cerveza, licores y gaseosas.
      4- Con quiénes abrir un mercado? Con ese 70% que no tiene o sabe muy poco de vinos.
      5- Cómo los induzco? Creando la necesidad, sin dejar al descubierto su desconocimiento y preparando un plan de cultura del vino cubriendo todo el tema central y periférico.
      6- Qué significa?: Organizar un grupo entusiasta en la materia, que prepare cursos y los ofrezca a importadores, instituciones, particulares, Clubes, etc. algunos sin costos y otros con. Muy bien organizados. Lugares para realizarlos son infinitos y muchos de ellos gratis.
      7- Obteniendo una base de datos que la constituyen tus participantes, Has ganado contactos, darte a conocer, confianza de los iniciados, y ahora viene el desarrollo de tu emprendedor negocio.
      8- Te pedirán consejos de vinos a comprar, vinos para eventos, maridajes, accesorios, por supuesto dónde comprar (local o exterior) y puedes montar el negocio con desarrollo virtual entregando soluciones que serán los productos que manejes como intermediario en pequeña escala, referente con importadores, auxilio a los ilusos que han quebrado, coordinación de visitas a viñas. En fin de todas las actividades cortarás pequeños montos de dinero que pueden ir creciendo apoyado en la constancia, honestidad, planificación, seriedad, y hasta puedes ser un pequeño importador de pedidos pequeños y afianzar tu clientela.
      Ideas locas, sin sentido, ingenuas? No sé, pero a mi me ha resultado y qué bueno sería tener una verdadera malla de ¨socios¨ de otros países que sirvan de nexo para ampliar el negocio sin invertir dinero. Solo tiempo y trabajar con la plata de los entusiastas clientes que tu formaste.
      Espero tus comentarios

    1. Hola David,
      vamos directo al grano: ya que tu pareces tener las cosas claras y estás montando un negocio online, me gustaría que nos contaras a todos los que hacemos y leemos este blog, qué es y cómo es que estás haciendo el negocio. Seguramente arrojarás claridad a mi dispersión.
      Va un saludo
      Malena

  2. Ya te digo que me pillas en un momento de poca fe en que se pueda mantener un proyecto solvente, sin renunciar a aquello en lo que uno realmente cree. De todas formas espero lo mejor de vuestras iniciativas.

    Y por cierto, ¿qué mejor para combatir la melancolía que un vino de fiesta?, sin duda, Champagne, tal vez un crujiente blanc de noirs de Aÿ para levantar el espíritu…

    Un abrazo,

  3. Querido Mariano, los ánimos están caídos pero tenemos que levantarlos!
    Ayer escribí a Carlos y se que lucha y está bien y sobre todo que su familia está muy bien que es lo importante.
    Ya ves como David, con un buen plan de empresa, tiene una buena parte del negocio asegurado. Tu y yo hablamos de subjetividades, de emociones y de desconciertos, porque vivimos en este mundo, nos influye la experiencia porpia y ajena, y por cierto no somos los únicos.
    Lo que estamos compartiendo aquí son experiencias, procesos de búsqueda, identificar caminos, tal vez para que los que estén pensando en estas cosas, no vuelvan a recorrerlos. Lo que intentamos aquí es ser coherentes con el espíritu de la Red: la Red nos regala todo el tiempo herramientas maravillosas, prácticas. Nosotros en nuestra escala y con más o menos claridad “regalamos” experiencia. No vale hacer como en la escuela para que el compañerito de al lado no nos copie. ¿Somos tan originales después de todo?
    Voy a buscar una botella del Champagne Aÿ. Seguro que Julien lo tiene en La part dels Angels. Fíjate como él, que hace 5 o 6 años que está en el negocio, es muy cuidadoso con sus apreciaciones sobre riesgos, viabilidades, etc.
    Mariano, vamos a comoenzar a trabajar para encontarnos en carne y hueso. Sea en Madrid, Barcelona o Galicia, sitio al que tengo pendiente volver desde que en el verano pasado me robó el corazón.
    ¿Conoces a Francisco Chao de Adegga Casa Chao? Nos hemos hecho muy cómplices pero se me ha vuelto tan difícil volver. Un día de estos quedemos en Viveiro…
    Un fuerte abrazo Mariano y arriba el cuadro!!!!
    Malena

  4. Hola Chicos, Desde Mexico

    Yo no vivo en España.., pero me parecio un articulo muy Interesante…. Excelente , yo soy un bebe comparado con Ustedes …. hablando concretamente del tema… y me gusta lo que publican y yo me inclino mas por una venta de Vinos sin estructura (4) Acciones offline) , para no pagara local o renta… , Mi problema o donde yo me detengo es… , Como puedo ser DIFERENTE e INOVAR en el mercado de venta de vinos…. , busco algo Diferenciarme de la competencia , espero poder aprender mas de ustedes… , les mando un fuerte abrazo desde Mexico.., Saludos.

  5. Hola desde Barcelona, Me encanta vuestros comentarios, yo estoy intentando empezar un negocio pequeño de importación de vinos españoles de precio más bien bajo a Ecuador y me encantaría tener un poco de ayuda en ideas. A lo mejor de marca propia o no. Por cierto; no sé de vinos, lo que tengo es un poco de olfato para los negocios y cantidad de locura.
    Gracias y saludos.
    Patricio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *