Soy animal playero. Hace tiempo que me cuido mucho, pero sigo yendo. En Barcelona me da trabajo, pero cojo el tren dirección Blanes y en una hora estoy en San Pol de Mar:) Voy desde hace años. Bajando del tren camino hacia la izquieda y al cabo de andar 15 minutos llego a uno de los mejores chiringuitos que conozco. Buena comida de playa total. Honesta. Ensaladas y pescaito es lo que recomiendo. El arroz, hecho a loco y con tantos comensales que atender, no va. Pero esto va a gusto del consumidor. Y lo que más me gusta y por eso escribo este pequeño post, para destacar el grandísimo sentido del humor de todo el personal de estos locales que desbordan de gente en estado atontado por el sol y el hambre. Doy gracias a Lluis de Banys Lluis por esa sonrisa perenne, la calidad prometida y la cervecita fresca. Seguro faltan el trepat fresquísimo de Sanfeliu, el Vatúa! de Colet, y porqué no el Baco Perez de Antonio Vilchez para su bodega Naranjuez. Voy a hablar con Lluis!
Salut amigos y buenos calores!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *