Hacia el imprescindible marco poético del vino artesano


Estaba en el aire la necesidad de ver y probar que es real que hay una manera artesana de hacer vino. Por eso la aparición de un simple mapa se transforma en un acontecimiento social que trasciende largamente el alcance de este blog. Están siendo muchos los que ven la idea y colaboran para que aparezcan aquí los vinos que les emocionan, porque saben cómo están hechos, conocen a sus creadores, los han probado lo suficiente, los defienden en un mercado que lidia sin remedio contra la abundancia artificial. Todo esto sucede de manera natural, espontánea, por instinto, porque hemos comprendido qué es artesano por empatía produciéndose una identificación molecular que va más allá de las palabras.

Entendemos el vino artesano en positivo y también por lo que no es. Las sensibilidades afines comprenden el marco de acción; el territorio que se va delimitando; las prácticas agrícolas que se reconocen y la filosofía de vida que se reivindica.

A veces, para ser claros, buscamos definiciones y las definiciones siempre tienen el riesgo de achicar el espacio, encoger el alma, excluir a alguien que de pronto pensaba que si pero claro, no encajo en el inciso dos del estatuto cuarto. Digamos que para ser claros corremos el riesgo de caer en una reducción irremontable.

Es probable que viviendo uno aprenda, pero esto es solo una posibilidad, porque el paso del tiempo en si no asegura nada. En general buscamos la comodidad de la manada, encajar en algo preestablecido, las medallitas de oro, los estamentos aristocráticos, los territorios conocidos, en fin, seguridad. Pero también puede suceder que en esta maravilla intensa y misteriosa que es la vida, uno decida caminar teniendo claro lo que no quiere, y al trabajar el contorneo de esos límites conozca, aprenda, pierda prejuicios que se nos caen como el ombligo y se críe más junco y menos roble.

Italo Calvino comenzó en 1972 una serie de textos que compondrían los cinco sentidos, pero murió antes de llegar a la vista y el tacto. Los otros tres se encuentran juntos, deliciosos e imprescindibles en un librito que se llama Bajo el sol Jaguar que publicó bien Tusquets en su desigual mas imprescindible colección Los cinco sentidos.

Por una cuestión de procedimiento literario, Calvino necesita aclararse qué es lo que hará, necesita definir el territorio de la imaginación suya (y tal vez también de la nuestra) que abarcará. Precisa dar un marco a su trabajo y para ello lo define, piensa en voz alta qué es el marco artístico y literario.

Para mi su reflexión vale para lo que nos ocupa aquí que es tratar de buscar, sin pecar de falsos justicieros, un marco tan claro como entrañable para movernos cómodos y ciertos dentro del maravilloso mundo en expansión permanente del vino artesano.

Esto es lo que establece como pauta para si y también para sus lectores Italo Calvino…
Hay una función fundamental, tanto en arte como en literatura, que es la del marco. Marco es aquello que señala el límite entre el cuadro y lo que está fuera de él: permite al cuadro existir, aislándolo del resto, pero recordando a la vez -y en todo caso representando- todo aquello que del cuadro permanece fuera de él. Podría arriesgar una definición: decimos que es poética una producción en la que cualquier experiencia singular adquiere evidencia destacándose de la continuidad del todo pero conservando como un reflejo de aquella vastedad ilimitada.


Únete a la conversación

8 comentarios

  1. Imprescindible Calvino, sí señora. Por lo demás, los antiguos Griegos y, sobre todo, Romanos (mucho avanzaron estos en relación con la confección del vino), tenían muy claro el marco en el que sucedían las cosas y, por supuesto, su delimitación. La cosa se fue perdiendo hasta el Barroco y de allí, al barranco. Es imprescindible redefinir, más que con palabras, con ejemolos claros y que la gente pueda comprar y beberse, qué es la naturaleza y la cepa metidas en una botella de vino.
    Joan

  2. Porqué Calvino? Me gusta el uso devorador de las palabras. Es tan lindo poder usar las palabras hasta la saciedad para contarnos los vinos y buscar convencernos y abrirnos el apetito y la curiosidad y todo eso sin apenas comas y puntos y puntos y comas o sea sin puntualizar que puede ser sin dar cátedra y matando. Como me gusta Cortázar cuando habla con su frenillo corto y su mundo inagotable de palabras y su capacidad extraplanetaria para combinarlas de tal modo que aunque diga un helado todo de frutilla te enamore de las palabras. Estos tipos transforman las palabras en alimento y nos las devoramos y así sin fin sin fin sin fin
    Ejemplos claros estamos poniendo al alcance del conocimiento y de la compra a un click. Qué más. Catar, probar, compartir y meter la nariz por ejemplo dentro del café arábiga natural recién molido en casa de Nanete porque por algún motivo irracional subconsciente sabes que puedes topártelo en el vino.
    Brindo por la curiosidad la apertura de miras y de botellas y los griegos y los romanos y finalmente si somos listos podremos salir del barranco
    un abrazo

  3. Como se decía por el foro hace unos años ; Yo me tiro al barranco.
    No penséis que soy un insensato. Me tiro a él, pues se que esta lleno de vino artesanal.
    Disfrutando de esta orgía baquica.

  4. Malena, es un placer tirarme al barranco con tan ilustres compañeros de viaje.

    Buen verano con Vinoarte sano, vinosano con arte, sano con vino….

    Saludos

  5. Queridos compañeros de viaje,
    francamente no se si Joan hablaba del barranco en un sentido positivo o que la cuestión del vino se fue desbarrancando. En todo caso todos uds. me llevan mucha ventaja en estas lides viníferas y entenderán alusiones.
    Pero propongo rescatar el barranco, trabajar ¿en terraza? sin remover demasiado la tierra, buscar el sol y la sombra, su refugio, lo meditarráneo y su civilización, lo cortez y lo valiente, la fruta y el conocimiento.
    Caminemos el barranco y saquemos lo mejor de él.
    Ya nos veo, ya nos veo….
    Un abrazo mis amigos… y Bentley que te extraño, te veré pronto ¿eh?

  6. Cuando hablaba de barranco, quería literalmente decir que la relación con la naturaleza se ha perdido por completo, en el mundo occidental, desde la pre-revolución industrial, cuando todo sucede en pos del crecimiento desmedido y a costa de los recursos naturales. El laboreo, la forma de relacionarse el hombre con el viñedo, acaba exactamente igual: perdiendo por completo qué y por qué necesita la tierra.
    Salir del “barranco” significa, en este sentido, reencontrarse con una forma más armónica de hacer las cosas, de entender nuestra relación con el viñedo y con el mosto de sus uvas.
    Ahí estaremos nosotros.
    Joan

  7. Si. Es así. Esta es la misión que nos hemos impuesto y nos movemos buscando a estos agricultores, viticultores y creadores de vino. Somo zahorís de las maneras artesanas y más armónicas de hacerlo. Estamos siendo antropólogos, sociólogos, arqueólogos, estamos siguiendo el rastro de una raiz muy profunda. Y lo estamos haciendo aplicando tecnología moderna. Ahora estos artesanos tienen mejores herramientas que los de antes. Pueden encontrarse, saber de la existencia de los otros, buscar intercambios útiles, contar que existen a todo el mundo, comerciar. Estas herramientas son un aporte de recursos my valiosos para una empresa artesana. Tenemos más herramientas para salir del barranco que cuando la cosa se desbarrancó.
    Seguimos
    Salut

  8. Hola a todos.
    Aunque tarde, me sumo a este fantástico proyecto que estáis creando y haciendo crecer entre todos.
    Toda iniciativa que de a conocer, ayude a difundir y haga llegar a la gente la cultura del vino natural, debe ser aplaudida.
    Acaba de decirme un sumiller, “es que los vinos naturales no se los puedo ofrecer a todo el mundo, sólo a gente como tu”. Me halaga, por supuesto, ser incluído en ese grupo (recuerdas, Malena, mi primer comentario en este blog y la pequeña polémica con Samuel y Nacho?). Me halaga, repito, pero no debe ser así. La gente debe saber que hay otra forma de hacer vino, y que es muy buena, y que disfrutarán mucho, por lo que beben y por como se ha hecho lo que beben.
    Un saludo y contad conmigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *