Ante un escenario en que la recuperación económica existe pero es frágil sobrevivirán a la crisis aquellos que tengan un proyecto postcrisis claro, afirma fuerte y claro David De Ugarte, que dibuja un panorama de presente y futuro inmediato basado en cuatro ejes que giran entorno a las consecuencias de la crisis para la calse media y los pequeños emprendedores, en un marco de progresiva pérdida de influencia de los estados en la gestión de los asuntos tanto nacionales como internacionales, favoreciendo la aparición de agentes trasnacionales de todo tipo.

Y especula a cerca de quién triunfará y quién sobrevivirá en este escenario. Como el mundo del vino es parte de este mundo y como la mayor parte de este sector está compuesto por PYMES que son además, y en algunos casos, empresas familiares, me parecía muy oportuno acercar esta información.

¿Qué empresas de este sector están preparadas para sobrevivir a esta crisis?
¿Qué medidas están tomando para sobrevivir los próximos 5 años?

De Ugarte propone una serie de lineamientos muy atendibles y sugerentes. Habrá que ir abandonando los localismos tendiendo a lo trasnacional; habrá que trabajar lo más lejos posible de los bancos y lo más cerca de estructuras de gestión cooperativas y solidarias que además de generar flujos de dinero estimulan la cohesión social de base; habrá que entender que la Red es toda la Red y no solo una parte cercada. Los mecanismos de elearning no serán una excepción afirma; debemos estar atentos a todos los contenidos de altísimo valor que circulan por la Red y muy accesibles.

De Ugarte describe este modelo como un modelo resiliente en el que triunfa el que tiene la capacidad de sobrevivir y salir transformado en este caso de una crisis con dimensiones no solo económicas sino sociales y polítcias de primera magnitud.

Quiero trasladar este planteo al mundo del vino y saber cómo están enfrentando la mayor parte de pequeños y medianos productores, alguno de los cuales conozco, esta crisis. Cómo se están adaptando; qué medidas están tomando y si se sienten identificados en alguna medida en el escenario aquí descripto.

Creo que estas preguntas que hago son necesarias, pero más lo son las respuestas.
Así que quedan invitados a compartir este artículo con los amigos, socios y colegas y a dejar sus testimonios. Cuéntenme a mi y a todos cómo se están preparando para enfrentar el mundo que viene.

Un saludo a todos:)

Únete a la conversación

1 comentario

  1. Desde mi pequeño espacio en la llanura manchega es dificil decir como se está enfrentando el futuro, tanto si sigue la crisis como si se empiza a resurgir. Por lo que se las grandes bodegas hace años que salieron a mercados lejanos y abordaron todos los horizontes de mercado posibles tanto reales como virtuales. Las cooperativas manchegas, en los ultimos años además de mercados emergentes como china o india han recuperado un mercado perdido hace años como es el de Rusia, tal vez las desavenencias de este ultimos con la vecina Georgia hayan tenido mucho que ver, aunque este ha sido un mercado y és un mercado de graneles y bajo precio.

    Por mi parte, jeje, es dificil de definir. Pienso que tener un objetivo final a conseguir es lo más importante y tenerlo muy claro es indispensable para no titubear en el camino. También trazar una serie de escalones año a año que tienen que ser subidos. Y si no es así, siempre tener un plan b que no nos haga caer al vacio. Aunque dudo mucho que todo esto lo pueda llevar a cabo sin ayuda de los bancos, mucho más cuando todo es una inversión inicial bastante grande, sin la cual poco podemos avanzar. Aunque lo que si tenemos muy claro es que el proyecto no va a ser faraonico ni mucho menos.

    Salud y buen vino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *