Observatorio de vino no para. El material se acumula y la familia crece. Tengo que anunciarles la creación del espacio de colaboradores que tiene como objetivo ampliar la mirada sobre la cultura del vino. Stefan Lismond, the wine merchant, es un amigo y un hermano con quien vamos creciendo juntos en esto de conocer, catar, vender, llevar, traer. En fin las acciones culturales que han dado a conocer nuevos mundos en nuevos y viejos mundos. Ricardo Cabrera es amigo de un amigo, Samuel Cano. Y es uruguayo, enólogo, amante del vino y de llevarlo a la mayor cantidad de personas posible. Todavía no nos conocemos en 3D aunque hay un territorio en común, Uruguay y unas referencias compartidas. Doy la bienvenida a ambos que por otra parte ya están generando conversación y muy buenas reflexiones. Véanse los comentarios al post ¿Existe el vino ideal?

Material acumulado: la sala de máquinas de somosene echa humo procesando vídeos de la visita a Bordeaux. Y anunciamos una novedad de cocina, vino y viajes con somosene & the wine merchant.

Titulares: ¿Tiene música el vino? ¿Por qué si frotamos una botella de vino puede salir Bob Dylan cual Aladino de su lámpara?

El productor de vino que bloguea ¿es un exhibicionista? ¿tiene afán de pertenencia a una secta? ¿es una especie de fenómeno que además de llevar sus viñedos y hacer sus vinos encuentra tiempo para aprender a usar las nuevas tecnologías?

¿Tiene que ser aburrida una feria de negocios de vino? ¿Podemos acercar al negocio la experiencia edonista que pretendemos ofrecer cada vez que se abre una botella?

Me encantan las preguntas; son las que mueven el mundo. Y en observatoriodevino tu pregunta no molesta así que siéntete en tu casa, quíatate las sandalias y dispara!

Seguimos. Próxima parada con Melquíades en Bordeaux no te la pierdas!

Buen vino y salut

Únete a la conversación

7 comentarios

  1. ¡Gracias Malena y todos los amigovínicos por el recibimiento a esta oportunidad de transmitir cosas!
    El vino es por cierto una pasión, desde la tierra que empieza a darle su espacio hasta la copa que lo convoca y lo promueve. Es también un estado de ánimo, desde el momento que se distingue de una u otra manera a partir de nosotros.
    Es una caja de preguntas y ¡un baúl de respuestas! Así que espero que mi aporte por el vino, y gracias a él, sea decididamente “fermental”.
    Samuel, reconozco mi deuda con las notas de cata de “Patios”, ya llegarán. Son especiales Amigo, no es fácil decirlo a través del papel.
    Para Malena y en su nombre a todos, van abrazos desde el sur.

  2. Querido Ricardo, ojalá podamos aportar desde este blog y a través de tus cinco sentidos un buen panorama de lo que se está haciendo en materia de vinos y de estilos de producción en Uruguay pero también en el resto del Cono Sur. Esto no quiere decir que nos vayamos a perder tus impresiones y tus catas de otros vinos de otras latitudes. Como Samuel, también me gustaría saber qué te provocan sus Patio. Te puedo decir que me quedaba un Selección que compartimos con amigos uruguayos que estos días están de paso por Barcelona y se quedaron fascinados.
    Quiero compartir contigo algo ahora en estado público que ya hemos comentado vía mail y se trata del Blanc de noir de Marichal.
    Ayer estábamos en casa cuatro uruguayos, un argentino y un catalán. Todos amantes del vino; todos con catas en su haber. Yo traje de Bordeaux un juego. Es algo muy sencillo que sin embargo mueve mucho y provoca la curiosidad, desafía al entendido y divierte a todos. Se trata de unos forros de un neopreno ligero pero tupido cada uno con un signo de interrogación. Es para jugar a catas a ciegas. Con Claudio lo forramos y lanzamos el desafío.
    Primera impresión: gran sorpresa. Pero ¿qué es este vino? ¿es rosado? ¿es blanco?
    Segunda ¿de dónde viene? Español seguro que no es dice el argentino convencido y no le faltaba razón. Mientras el catalán dice no, no, esto es español o más bien francés. Y los uruguayos olían, probaban y miraban sin reconocer al líquido elemento como compatriota.
    Tercera: tiene pinta de monovarietal dice el argentino que es el único que arriesga hasta que al final el catalán ante mi provocación dice sauvignon blanc sabiendo que el color indica que no es así.
    Ante la confusión con Claudio indicamos procedencia: Uruguay. Y ahí la exclamación fue unánime ¡¿en serio!? ¡está buenísimo!
    Pero ¿por qué tiene este color? ¿en serio es blanco? Al descubrir la botella apareció el Blanc de noir de Marichal, 65% pinot noir, 35% chardonnay.
    Causó real sensación. A tal punto que seguimos el juego presentando a ciegas un Burgogne Aligote y no convenció. Fresco, ligero, pensamos que el sabor era el directo de la uva, lo que era absolutamente correcto tratándose de un vino cien por cien natural. Pero a los amigos reunidos ayer en casa el uruguayo blanc de noir les dejó con la boca abierta y ganas de más.
    Así que los uruguayos comenzaron a apuntarse los datos para llegar e ir a Las Croabas o a su tienda de vino favorita y hacerse con un alijo cuando me tocó a mi dar la mala noticia. Marichal no hará más este vino porque se reserva la pinot noir para otra cosa. Me lo dijo Andrés Marichal en Londres cuando llegué sedienta e ilusionada al stand de vinos del Uruguay en la feria de Londres. Me lo crucé pero de lejos en Vinexpo. ¿Cómo les habrá ido?
    Ricardo, ¿podríamos investigar qué pasa con este blanc de noir y hacer llegar nuestro reclamo sincero y desesperado a los encargados de la bodega?
    Va un abrazo y calor que ya sabemos que el invierno está siendo muy duro
    salut y buen vino

  3. Malena, buenas nuevas. El “Blanc de Noir” no será discontinuado. Hace unas pocas horas hablamos con Juan Andrés Marichal, su Padre enológico, y me (nos) dio esa tranquilidad y buena noticia. De hecho habrá que procurar establecer un “stock regulador” para estar a cubierto de las adicciones que produce.
    Un gran abrazo desde el sur, donde vale recalcar está muy frío aunque un Syrah nacional que he descubierto hace poco(en envase familiar) me ayuda a sobrellevarlo(al lado de la estufa claro y en copa grande también).
    Salud y buen vino,
    RICARDO

    1. Sin lugar a dudas es una gran noticia. Los uruguayos de paso en estos días por Barcelona vuelven a buscarlo. Creo que corriendo la voz se podrá asegurar contribuir con ese “stock regulador” necesario. Me da la sensación que es un vino que producen más para exportar que para mercado interno. Por eso sorprendió tanto por bueno como por desconocido. Me gustaría saber qué más se trae Andrés entre manos. Cuéntanos lo que puedas averiguar.
      Un abrazo desde la tórrida Barcino
      Malena
      pd: ¿nos cuentas sobre ese syarh capaz de tornar cálido este invierno tremendo que está viviendo el cono sur?
      salut y buen vino

  4. Me comprenden las generales de la Ley, pero los blancos uruguayos cada vez salen mejores. Todos los años se van dando condiciones que invitan a probar. Será de orden escribir algo más profundo al respecto.
    Me viene a la memoria el Pinot Blanc de la vieja Escuela de Enología hace más de 30 años. La pena es saber que pasó en el medio. Y aprovecho también ese recuerdo para el Syrah que ya entonces lo había, con participación en el medallero internacional por los ’40. Nada menos.- El que descubrí ahora es de la bodega Ariano en envase de 3 litros, excelente relación calidad/precio(economistas dixit).
    Abrazo, salud y buen vino

  5. Malena, es vidrio lo que usa. La vieja y querida damajuana de 3 con buena calidad dentro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *