Ya teníamos ganas desde el salón de vinos naturales de marzo, en el Slow Vitis de mayo lo perpetramos y hoy pisando junio los presentamos. Aquí están, estos son con cara y ojos, el cuerpo y el alma de los vinos naturales, autóctonos, biodinámicos, presentados en el Slow Vitis 2009 de Barcelona.

¿Por qué es tanto más fácil identificar un vino con su imagen y tan difícil ponerle cara a sus creadores ? ¿Por qué siendo un componente fundamental el productor cuyo espíritu representa cada vino nos cuesta tanto llegar a conocerle?

Con estas preguntas en ristre llamamos a Joan que nos presentó a Rosa que había bebido un café Slow Food Huehuetenango que le había sentado genial y nos dijeron que ¡adelante! En menos de un día produjimos una sesión a la que Marcelo Isarrualde se apuntó con la condición de contar con un rincón en donde instalar un telón negro y un paraguas con flash. Fue muy divertido. Lo pasamos muy bien haciéndolo y estoy segura que nuestros modelos ocasionales también.

Aquí os presentamos el comienzo del primer mapa humano de vinos naturales.

Salut!

[nggallery id=1]

Únete a la conversación

14 comentarios

  1. Queridos Somosene, admirado Marcelo, esta idea, este mapa del genoma del vino es algo impresionante. Cuando uno ve con detalle los retratos y conoce a las personas y a sus vinos, se da cuenta de la profundidad del asunto, de lo congruentes que son las personas con sus vinos. Y de cómo las fotos, esta galería impactante, dice mucho, mucho de las personas y sus cepas…
    Un gran abrazo junto con mi más rendida admiración. Esto tiene que seguir!!!
    Joan

  2. Querido Joan, es enorme el reconocimiento que haces y lo agradezco aquí públicamente.
    Es un placer muy grande, el cuerpo siente una sensación de relajo, cuando después de apostar por una idea, de seguir el instinto, llega un resultado tan lindo, que expresa lo que había en la intención y que además arranca semejante comentario por tu parte. Esperemos a ver qué pasa con los protagonistas.
    Querido amigo tomo tus palabras y digo Esto tiene que seguir!!! y Sigamos!!!
    Malena

  3. qué bueno lo que han hecho, es muy singular, a la vez de ser realmente muy agradable. parece simple, qué increíble!!!

  4. Martín mi hermano de sangre!!! creo que del modo más natural y no deliberado has hecho de las definiciones de vino natural más exactas que he leído y escuchado!!! Parece que logramos captar al dedillo el espíritu de estas personas.
    Ya estás bautizado en el vino natural, ¡alegría, alegría!
    Tendrían que conocerse con Ricardo Cabrera para descubrir los vinazos uruguayos y del sur
    salut y buen vino

  5. Las cadenas de supermercados inglesas Tesco y Marks and Spencer, que venden un tercio de todo el vino que se consume en Reino Unido, también se rigen por el calendario de María Thun.
    Esto son datos reales y contantes. No palabreria hechicera.
    Coming

  6. Felicidades a todo el equipo de Somosene. Genial idea. Magnifico trabajo. No esperaba menos de vosotros, conociendo vuestros trabajos anteriores.
    Solo hubiera faltado que en cada foto colocaseis un chip, para que informara del Nombre, Bodega, Vinos, etc.
    Continuar
    Saludos entusiastas

  7. Querido Bentley, muchas gracias por el reconocimiento y por tu perspicaz mirada sobre este trabajo. Tienes toda la razón. La idea está en el aire y ahora hay que seguirla. ¿Crees que se apuntarán nuestros ya queridos amigos productores de estos vinos buenos a conversar estas ideas y debatir cómo implementar mejoras en la gestión del posicionamiento de sus vinos dentro y fuera de España? Nosotros estamos deseosos de que esto suceda…
    En tu comentario en el post de Londres a Mota hacías unas observaciones muy lindas sobre los vinos a medida del mercado y los vinos que expresan lo que son sinceramente. Y me parece muy bueno cuando hablas de “vinos correctamente elaborados” que sin embargo no emocionan. Pero ¿por qué unos son más divulgados, conocidos y aceptados?
    Es evidente que las condiciones materiales para hacer bodegas de diseño y campañas publicitarias potentes ayudan y mucho a posicionar esos nombres y marcas en la mente de los amantes del vino y del público en general. Pero hay que asumir que allí se detecta una actitud de comunicación clara y arriesgada. No es la que compartimos, ni tu ni yo, pero no podemos negar la fuerza de los echos.
    Pero resulta que también podemos pensar que en la unión está la fuerza. Que no hace falta tanto dinero como creatividad. En este momento de desplome lo que cae son maneras de hacer egoístas, tramposas. Lo mires por donde lo mires las estrategias sostenibles están vinculadas al trabajo conjunto, cooperativo. Creo que el secreto está en la sabia combinación de nuestras inteligencias y nuestras capacidades creativas.
    Una última, nos cuentas un poquito más lo que comentas de Tesco y Marks and Spencer y el calendario de María Thun?
    Va un gran abrazo y sigamos moviendo las aguas creativas
    Salut y buen vino

  8. Hola malen, lo vi cuando me lo mandaste, pero ni había podido comentar…estoy en exámenes, y tengo algo de trabajillo, aún así, no es excusa. gracias (en minúsculas pero con una font del 200). me ha parecido muy bonito…y los niños me han conocido 🙂

    Saludos…ahora se lo digo a joan…pero de otra forma.

    laure

  9. Está claro que resulta siempre difícil transmitir la experiencia de las artes vinculadas a un acontecimiento efímero, ya sea un concierto, una obra de teatro o tomarse un vino singular. Ni la literatura impresa, o la fotografía, o las grabaciones audiovisuales nos permiter atrapar la cultura viviente. Eso no quiere decir que no se pueda transmitir a otros, con mayor o menor acierto, lo que fue ese momento poético corporal. Y parte importante del relato resulta conocer la base de esa creación, es decir al fabricante, al que a través de sus acciones en el espacio y el tiempo produce una nueva cosa desde su propia historia, su destreza o su inspiración.
    Atrapar el misterio es un trabajo arduo y que tiene que ver también con el arte. En este caso se capta la música ejecutada entre muchos talentos que por suerte coinciden en este proyecto.
    Brindo por mis amigos Malena, Claudio y Marcelo.

  10. El vino, ese huésped fugaz de la boca, se anuncia a los ojos y sacude nuestros humores. Cómo no habría de ser convocante, él que viene de los tiempos asuzando corazones. Vino, olor rico de la tierra, áspero y leve, siempre es un paisaje que nos invade. Las miradas, la expresión de las caras, no lo particularizan, lo ofrecen, lo humanizan. Felicitaciones, sorpresa y que también vuelen utopías de vino.

  11. Malena, tu nombre suena a ……………..

    Muy bueno lo del mapa, tengo que felicitaros por la idea, aquel domingo no pensava que esto puediera quedar así, aparte del vino, soy aficionado a la fotografia y solo me queda que felicitar al fotografo por su estudio imporvisado al aire libre y el resultado tan estupendo.

    Nosotros por nuestra parte continuaremos trabajando bien y duro, ustedes hagan lo mismo, puesto todos los que estavamos allí, creo que lo necesitamos.

    En cuento a lo que comenta Bentley, sinó me equivoco es sobre un articulo aparecido en El País, que habla sobre el tema que muchos estamos intentando practicar sinó en todo en parte…

    Te annexo el articulo si cabe……???:)

    Al sabor de la luna creciente
    Una evidencia en Reino Unido y una incógnita en España: ¿influye el calendario lunar en los vinos?
    N. PÉREZ DE LAS HERAS – Madrid – 29/05/2009

    Si un buen vino no convence al primer trago, puede no deberse a escasez de calidad o a la falta de pericia del catador, sino a razones cósmicas. Y es que la creencia de que entre los factores que influyen en el sabor del vino -como la temperatura o la humedad del ambiente- se encuentra la posición de la luna parece que para ciertos expertos no es cosa de nigromancia, sino algo para tomar en serio.
    La noticia en otros webs
    • webs en español
    • en otros idiomas
    La agricultora María Thun elabora un calendario de días propicios cada año
    La influencia del cosmos en los cultivos está muy asentada en España
    “La posición de la luna influye en las mareas, en nuestro propio organismo. ¿Por qué no iba a hacerlo en particular tan volátiles como las aromáticas?”, dice el bodeguero Sergi Ferrer-Salat creador de Monvínic en Barcelona, un centro divulgador de la cultura del vino. “Yo nunca organizaría una cata en un día raíz”, añade. Ya nos metemos en derroteros más misteriosos para el profano. Catalogando un día no propicio para apreciar el sabor y el aroma del vino como día raíz Ferrer-Salat se refiere al calendario biodinámico elaborado anualmente por una agricultora alemana llamada María Thun que, en función de las fases de la luna, clasifica los días en fruto, flor, hoja y raíz. En los dos primeros el vino se expresa mejor y en los dos últimos, peor. El tema pierde significativamente el tufillo a superstición cuando uno se entera de que grandes superficies distribuidoras de vinos como las cadenas de supermercados inglesas Tesco y Marks and Spencer, que venden un tercio de todo el vino que se consume en Reino Unido, también se rigen por el calendario de María Thun.
    Las opiniones fundadas sobre este tema en España se dan sólo entre un puñado de expertos bodegueros y catadores, pues incluso la producción de vinos biodinámicos está poco instalada en nuestro país. Sergi Ferrer-Salat forma parte de esta minoría. Aunque no sigue escrupulosamente el calendario para organizar las catas sí evita los días menos propicios. En su opinión la luna influye en que se pueda apreciar lo mejor de un vino y en que éste “exprese lo mejor de sí”.
    Esta creencia es una derivación de la agricultura biodinámica, un conjunto de teorías elaboradas por el filósofo y científico austriaco Rudolph Steiner en los años veinte. Consiste, a grandes rasgos, en evitar pesticidas y fungicidas, tener en cuenta los ritmos de la luna y los planetas y rociar la tierra con ciertos preparados naturales. “El más común, el preparado 501, se obtiene metiendo estiércol en un cuerno de vaca y enterrándolo durante un invierno. Con la cantidad resultante se rocía una hectárea”, explica el agricultor Jesús Lázaro, productor de los vinos Kirios de Adrada, con denominación de origen Ribera de Duero. Lleva unos años trabajando sus tierras de esta manera para que sus vinos obtengan la calificación de biodinámicos. Aunque esta rutina suene a hechizo de druida, lo cierto es que su validez científica ya no se pone en duda por los expertos y tiene una larga tradición.
    Linda Violago, sumiller del restaurante Mugaritz -uno de los 10 mejores del mundo según la prestigiosa revista Restaurant-, está familiarizada con los vinos biodinámicos, pero se muestra escéptica en cuanto a que el cosmos pueda influir, no sólo en los mejores momentos para trabajar la tierra o recolectar, sino en el olor y sabor del vino. La generalización de esta práctica en Reino Unido le parece que tiene que ver sobre todo con el marketing. “Todo sabe distinto dependiendo del día”. Violago advierte además que este tipo de comportamientos contribuyen a darle un aura mística y elitista a la cata, cosa que considera muy negativa. “Hay que hablar del vino de manera sencilla y accesible”.
    Otro de los escépticos, ya un profesional de la desmitificación en el mundo del vino, es el crítico gastronómico Robin Goldstein. Partidario de las catas ciegas -en las que no se conoce la procedencia del caldo- para evitar prejuicios y sugestiones, Goldstein califica esta actitud de supersticiosa y anticientífica. “No es demostrable y es el clásico ejemplo de espiritualidad asociada al vino a la que se le pretende dar base científica”, dice.
    Fantasía publicitaria o teoría científica, cada paladar puede juzgar empezando hoy mismo. A partir de las dos de esta tarde y hasta el lunes hay un fin de semana fruto por delante. Es el momento de descorchar y probar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *